Una Entrevista Diferente Con Dani Umpi








Por Marcos Brugiati

para ztuka  
Polémico, atrevido, músico, pintor, cantante, chico-grande, multifacético. ¿Algo Más sos? "Sí. Soy un señor alcalde de 36 añitos Que vive en El Centro de Montevideo, Uruguay. " CUANDO releo La Entrevista No Puedo Dejar de Sentir en vivo y en carne Propia al Dani Umpi Que popularmente conocemos but also veo al Que no conocemos y me encanta la ESO . Viene, va, sí Pierde, es sensible, Carismático y ese "raro" de los buenos.Conoce la Historia de un Umpi Auténtico pecado tabues ni miramientos, Con Miedos, Pensamientos y dudas de como Todos Tenemos. Conocélo Tal Cual es, Tal Cual FUE ...


Leer entrevista 

On the Corner - Street Style: Vestimos lo que somos y no me importa nada el qué dirán

por Marcos Brugiati


¿Qué significa el Street Style?
-Es un género iniciado durante los años 80 en Londres por un japonés llamado Shoichi Aoki, quien empezó a fotografiar la forma en que vestían las personas de la ciudad. Posteriormente volvió a Tokio y siguió fotografiando estilos y personas, pero esta vez en el folklórico barrio de Harajuku. Con estas fotos empezó a publicar una revista que aún existe y se llama FRUITS, y ese supone ser el inicio del Street Style.

ZTUKA.COM: El nuevo portal que supo cómo reunir lo mejor del diseño, la arquitectura y el arte.



Se lanzó ztuka.com, el nuevo portal digital que reúne en un sólo espacio lo mejor del diseño, la arquitectura y el arte. Podremos formar parte de un sitio para todos los gustos que recluta tendencias, expresiones, vivencias, notas, entrevistas y talentosos del mundo que proponen ingenio, vanguardia y trabajos de autor.

El nuevo portal los invita a un espacio que propone un contenido variado, ágil y entretenido en un terreno común para el intercambio, la consulta y la inspiración. Aficionados, curiosos, profesionales y estudiantes afines, podrán descubrir de una forma diferente, creativa y enriquecedora lo último en diseño industrial, déco, viviendas, tips, pintura, foto, Street Art, interiorismo y mucho más. La agenda de concursos y expos culturales del mundo también estarán presentes como así un espacio para que los usuarios puedan compartir sus expresiones artísticas, pasiones e intereses.

Ztuka.com se caracteriza por mantener un estilo innovador, profesional e inteligente en cuanto a la información que aborda y por la inclusión de un dinámico y perspicaz grupo de trabajo. Se diferencia del resto porque aquí los lectores pueden recorrer un sitio en donde siempre reaparece algo diferente, atractivo e inspirador.

Pero cómo nació la idea? la propuesta como esencia, tendió a mostrar la otra cara del diseño, del arte y de la arquitectura en un contexto desestructurado, dinámico y propio. El enfoque como punto de partida tematiza las ideas, los proyectos y diferentes expresiones, pero sobre todo habla de los artistas, personalidades que por detrás construyen y generan nuevos estilos y formas de comunicar. Es que sin ellos, no existiría este portal que dará mucho de qué hablar.

Sitio web: http://www.ztuka.com/
Seguilos en Twitter & en Facebook

Nosotros amamos el F ú t b o l

por Marcos Brugiati


Thom Puckey, un escultor de la guerra

por Marcos Brugiati


¡Velazco, no servís para matemáticas!

por Marcos Brugiati



Marta Minujín. Yo soy una genia…y?



Por Marcos Brugiati

¿Cuándo te duele ser Marta Minujín?
- NUNCA…

Nació hace 67 años. Dos casas: en Baires y Nueva york. Guerrillera del arte sin tabúes ni miramientos. Cuando tenía 10 dijo, ¡no puedo ser otra cosa que artista! Pintaba todos los días y no le entusiasmaban ni las fiestas ni asaltos ni mucho menos los noviecitos. “pinté a los 12 mi primer autorretrato” y a los 16 se casó en secreto y dio por terminado su aprendizaje en las escuelas de Bellas Artes donde no se hallaba. Quería ser vanguardia y romper con lo tradicional. ¿Lo logró? Sí.

Se presentó el pasado jueves 25 de noviembre (2010) en Malba, una Retrospectiva que repasa los trabajos de la pionera de los happenings. Allí exhibidas Cien obras, que abarcan trabajos de los años ’60, ’70 y ’80, entre ellos pinturas informalistas, ambientaciones, sus happenings en Di Tella, bocetos, cartas, fotos y más. La expo concluirá el 7 de febrero. Toda la producción es de una mujer rubia avasallante, lucida y “demente”: Marta Minujín.


¿Cuál fue tu sensación en tu pasada retrospectiva en Malba? ¿Sentiste que toda tu vida puede caber en un solo museo?

-Toda mi obra puede caber solamente en el Louvre. Esta es solo una parte de mi existencia en el arte, pero estoy contentísima con la muestra, me parece fantástica e internacional.

¿Y ahora en que estás trabajando, qué proyectos se vienen?

-Estoy trabajando en La Torre de Babel de libro de todas partes del mundo: una estructura en espiral de 30 metros de altura recubierta por 30.000 libros en diferentes idiomas y dialectos con motivo de la Argentina como invitada especial de la Feria Internacional del Libro de Frankfurt 2011. Las embajadas donarán los libros, la gente podrá recorrer toda la torre caminando por las rampas de subida y bajada y al finalizar la gente desarmará la obra, podrán llevarse un ejemplar en el idioma que prefieran.

Ella: con mamelucos, tierra, oro, anteojos extravagantes, de cabellera rubia platinada sin raíces. La artista argentina sin lugar a duda más conocida de todo el mundo. Conocida por los pasantes cool del Alvear, por los chicos que juegan en el potrero, oficinistas, cafeteros o por doña Rosa que atenta mira los chimentos del día. Es que en su obra no hay edades ni clases, hay GENTE, GENTE, GENTE Y ARTE, ARTE, ARTE para todos…de eso se trata.

¿Cómo empezó todo?

“A los 10 años se me iluminó la cabeza y pensé solo puedo ser artista, estaba en 5to grado y nadie fue mi mentor”. Cuando era chica su casa y su vida, en Monserrat. Estudió en el colegio del estado en Pasco y Carlo Calvo donde se resplandeció y después comenzó Bellas Artes. “Nunca fui a fiestas o asaltos ni tenía novio, solo me quedaba a trabajar y pintar todo el día”. Su juguete preferido: - el jeep loco. Y su color: el turquesa.

Después de asistir a las escuelas de Bellas Artes en Buenos Aires, se sentía rara y disconforme. Tenía increíbles calificaciones pero lo dejó todo porque quería ser una artista de vanguardia, ¿y lo otro le quedaba chico? sí.

“Fui a las 3 escuelas de Bellas Artes juntas: a la Manuel Belgrano regular donde me recibí de maestra de arte a la tarde, a la mañana La Carcova como oyente y a la noche a la Pueyrredón que nunca terminé. A los 16 años di por terminado mi aprendizaje”. Expuso luego sus primeras obras transitando la pintura clásica y el surrealismo. Obtuvo 18 becas, siempre con el dinero justo para la habitación de turno. A veces no comía y no tenía baño. En la década del ’60 su primera beca, del FNA, en París. Allí entre los hospitales parisinos rescató colchones en desuso y los hizo obra. “La Destrucción”, fue su primer happening creado en el ’63, en un baldío, donde reunidos estaban colchones, quinientos pájaros, cien conejos, un hacha y artistas preparados para destruir y quemar dicha obra. Después vino “La Menesunda”, “El Partenón de libros”, “El Batacazo” y otras miles.



Cuando la Minujín llegó a la Argentina se convirtió en la pionera de los happenings y no paró nunca más de crear y construir arte desmesurado y ambivalente.

¿Cómo fue dejar el surrealismo, la pintura tradicional, para hacer colchones, obeliscos y rayuelas? ¿Cómo vino eso?

-Decidí pasar a la materia viva y a las paredes rotas y entonces trabajé con laca lapiroxilina, cartones; después pasé a los colchones encontrados en la calle y después a los colchones hechos por mí, decidí romper con lo tradicional.

Sus primeros cuadros: abstractos, surrealistas. Pinturas, dibujos y esculturas. Luego cartones, colchones, becas, gente, vanguardia y el Di Tella “que significó mucho para mí porque fue el lugar donde conseguí fondos para hacer mis creaciones”. Ella, luchadora del arte inequívoco, experimental y multitudinario.

Es Fan de Picasso, Greco, Dalí, Jorge Romero Brest & de destruir su obra.

Un día cuando tenía 16 se casó a escondidas con Juan Carlos Gómez Sabaini, un economista con quien lleva más de 50 años de matrimonio. Ella estudiaba arte y él economía, así se conocieron y se enamoraron. Tienen dos hijos, Facundo (presidente arteBA Fundación) y Gala que vive y trabaja en EE.UU después de estudiar Relaciones Internacionales. “Pese a todo creo que como soy multifacética soy una madre normal”. Y abuela formal que nunca mezcló su vida de reina pop art con la vida privada de su familia. Su segunda casa es su taller, situada en el barrio de San Cristobal en Buenos Aires, antigua casa donde su abuelo fabricaba ropa. Cuando estás allí como por arte de magia la obra se crea y habla sola.

¿Quién hizo de la chica flaca y tímida, A Marta Minujín? ¿Crees que esa imagen arrolladora algunas veces te jugó en contra?

- Puede haberme jugado en contra pero esa imagen arrolladora ésta adentro mío y salió… como la de toda la generación del 60: ¡patos feos que se convirtieron en cisnes!

¿Qué barreras tuviste que sobrepasar durante tu carrera por ser MUJER? ¿Qué le dirías aquellas mujeres artistas que lo padecen?

- Que no piensen que son mujeres y que trabajen en su arte sin importar el sexo, sin sentirse mujeres sino seres creadores. El arte no tiene sexo.

¿Cuánto cambió hasta hoy tu primer autorretrato pintado a los 12?

-Mi autorretrato nunca más cambió, ahí está. Ahora mi auterretrato soy yo.
Una genia, es como ella misma se define. A partir de los años sesenta se convirtió en una mujer “artista” única de reivindicar al arte clásico y proponer otro todo nuevo donde la gente es 100% participe de la obra. La Minujín ha recorrido todas las etapas y los momentos. Comer, no comer, romper, crear, perder y ganar. Lo cierto es que hoy es la artista argentina más conocida por todos, aquí y en el otro mundo. Antes muy flaquita, de cabello oscuro, perfil bajo, tímida. Hoy es transgresora por fuera, pero por dentro es la misma y además promete jamás aburguesarse.

¿Te molesta que te comparen con Warhol?

-No me molesta. Fue un colega y un amigo... era un par, mi identikit en New York.

Siempre se la ve con estrafalarios anteojos y collares de vanguardia. Pese a todo su habitad es simple porque Marta es arte pero afuera, en las calles: con colchones, libros, obeliscos y
G E N T E.

“Le digo gracias al destino que fue muy bueno conmigo y a mi rincón que es New York. Yo me defino como una genia”

¿Y Alguna vez pensaste en desaparecer?

-Muchas

///// photos: Gentileza Marta Minujín
/////obras info & más:Marta Minujín

La naturaleza de Helmut Ditsch


Por Marcos Brugiati


Este excéntrico artista argentino de 47 años emigró a los 26 a Europa en busca de algo de reconocimiento para su obra. Allí se dedicó por completo a la tarea de volcar la naturaleza misma en murales hiperrealistas de gran formato. Y se convirtió en uno de los artistas vivos más cotizados. Hoy, planea su vuelta a nuestro país.


“En la Argentina, los supuestos especialistas me decían que no tenía futuro, que lo mío no seguía el recorrido que las tendencias marcaban. Sin embargo, siempre supe cuál era mi camino y lo seguí con mucho esfuerzo y tenacidad. El artista debe ser libre, transmitir su interior sin interferencias dictadas por otros intereses. Hoy me encuentro regresando a mi patria, a mi casa, tan libre como cuando tuve que partir”.



Excéntrico, cool, introvertido. Un argentino alemanizado. Nació en Villa Ballester hace 47 años. A los 7 empezó a pintar la naturaleza para dialogar con su mamá. A los 26 emigró a Europa para profesionalizarse. Vivió en un castillo y se compró una Ferrari amarilla último modelo. Los especialistas le decían “¡no tenés futuro!” y hoy es uno de los pintores vivos más cotizados del mundo. Pinta desiertos, mares y glaciares gigantescos.


Sus obras recorrieron Europa y en la Argentina visitaron la Feria de Libro y el Museo de Bellas Artes. Sus pinturas son las preferidas de empresarios y poderosos, valuadas en no menos de 300 mil dólares, que es lo mismo que se podría pagar por un Berni.


“Pinto con óleo sobre lienzo. Los grandes formatos de mis obras representan la dimensión mínima. La vastedad y lo sublime son tan intensas en la naturaleza que necesitaría formatos aún más grandes para expresarlos”


Todo empezó cuando tenía 7 años y su mamá murió de cáncer. Su papá no tuvo mejor idea que decirle a Helmut que podía hallarla en las flores, en las plantas y en los árboles, porque ahora ella era parte de la naturaleza. Y así fue como el artista tras la búsqueda, sin opción, empezó a pintar.


De pequeño tuve la necesidad de crear y fui hallando mi propia forma de hacerlo. Nunca tuve miedo porque para seguir el camino que tomé, se debe ser valiente. En mi familia no había antecedentes de artistas, pero mi padre me brindó la libertad para construir mi camino. De lo externo no recibí ninguna ayuda, al contrario, varios me quisieron estafar”.


En Villa Ballester, donde nació, el joven Helmut autodidacta pintaba en un atelier improvisado en su propia casa. Vivía con su padre y sus dos hermanos. Estudió en colegios argentinos de origen alemán y siempre fue fan de Boca. Veraneo: cita obligada, Mendoza.


“Guardo recuerdos muy bellos de mi infancia, como las aventuras que vivíamos junto a mis hermanos por los montes mendocinos. Pero también estuvo presente el profundo dolor por la pérdida de mi madre”.


A los 26 decidió viajar –a la deriva, con la plata justa y sin posesiones materiales– para profesionalizarse en la Academia de Bellas Artes en Viena. Allí aprendió y experimentó las técnicas de los grandes maestros. Trazó su carrera de manera independiente, creciendo paso a paso. Y es cierto que fue duro al principio comenzar en otro lugar, solo, alejado de todo y de todos, pero Helmut sabía que si miraba directo a la naturaleza hallaría a su mamá.



¿Qué relación encontrás entre el paisaje de la naturaleza, tus obras y tu madre?


-La misma relación que existe entre el aire y las plantas, el mar y las estrellas. Somos energía y mis obras también. Su pérdida marcó mi vida para siempre. Nada fue fácil desde ese momento, pero a su vez me fue enseñando a ser fuerte en mi interior. Con mi padre y mis hermanos nos mantuvimos muy unidos desde aquel suceso.


Sus pinturas son la esencia de la naturaleza: glaciares, montañas, desiertos y mares. Los formatos, gigantescos. Algunos llegan a medir más de 7 metros, murales que suelen llevar varios meses de trabajo.


Helmut escaló las cumbres más altas para personificar en su obra el espíritu, el ritmo y la velocidad de otro todo nuevo y ambivalente; el paisaje de la naturaleza. Muchos críticos europeos definen a su arte como “realismo posmediático”. “Supongo que significa que donde los medios tecnológicos agotan sus recursos para representar la naturaleza, ahí es donde empieza mi labor.


Y la experiencia de enfrentarse a una obra de Helmut Ditsch implica entrar a la propia naturaleza, ser parte a una perspectiva extrema que conduce inexorablemente al asombro. El espectador se encuentra con las emociones de un paisaje hiperrealista, de técnica sutil, profunda y autobiográfica, donde no existen los límites ni las dimensiones.


“Mi formación fue plenamente autodidacta. Mi evolución se fue dando naturalmente, mediante la propia autosuperación. Recién a los 26, al viajar a Viena, ingresé a la Academia de Bellas Artes para estudiar algunas técnicas de los grandes maestros que me interesaba experimentar”.


Aventurero. Independiente. Vivió en un castillo y se compró una Ferrari amarilla frenética. Ditsch es un escalador extremo. Viajó para estudiar arte y allí se consagró, realizando sus primeras ventas extraordinarias. A los 29 años conoció a Marion –su mujer– de tan solo 19. “Fue mi compañera en la vida y en el arte. Fue la persona más importante de mi vida. Falleció el año pasado”.


Hoy vive en Dublín y muy pronto volverá a Buenos Aires. Tiene la agenda llena de encargos, pero se mantiene alejado de galeristas y galerías. “Lentamente ya he comenzado mi regreso a la Argentina, por lo tanto parte de mi colección viajará constantemente por el país, al alcance de todos. No deseo que mi obra solo forme parte de los templos de la cultura, sino también comparta los ámbitos cotidianos de la sociedad”.


¿Cuál fue la situación más rara o peligrosa que tuviste que hacer por amor al arte?


-Alejarme de mi patria, de mi casa. En la Argentina, los supuestos especialistas me decían que no tenía futuro, que lo mío no seguía el recorrido que las tendencias marcaban. Sin embargo, siempre supe cuál era mi camino y lo seguí con mucho esfuerzo y tenacidad. El artista debe ser libre, transmitir su interior sin interferencias dictadas por otros intereses. Hoy me encuentro regresando a mi patria, a mi casa, tan libre como cuando tuve que partir.


¿Un sueño?

-Hacer lo que hoy hago.


¿Un día de tu trabajo?

-Intenso y extenso. El arte necesita dedicación y entrega.


¿Alguna vez pensaste en desaparecer?

-No, siempre pensé en aparecer.


¿Relación arte & drogas?

-Ninguna.


¿Artistas?

-Fan de Lucero Hagelstange, Diego Gravinese, Gerhard Richter.


¿Por qué creás?

-Lo hago para poder ser feliz y no espero nada a cambio. No puedo no crear.


+info & obras:. Site Helmut


photos: Gentileza, Helmut Ditsch Art Factory

Rubén R a d a. Yo soy candombe


Por Marcos Brugiati
para Cañasanta

Hasta los 30, delgado. Amaba el fútbol, pero no funcionó porque a los 2 le pronosticaron Tuberculosis, “mi plan B, fue la música” y un día no lo dejaron entrar a un boliche por su color de piel. Él: jazz, rock, funk, tango y más. No sabe prender la computadora. Es famoso allá y acá porque es realmente como se ve. Músico Artista, & una especie de showman.
“El candombe es de los negros que tocan allá, en la calle”

Presentó el pasado mes 2010 su último trabajo, FAN, un cd de covers (son las canciones que me hubiera gustado componer). Incluye versiones de Charly, Calamaro, Fito, Los Fattoruso y más.

“Estos grandes autores son mis 15 fans. Pienso que el deseo es el deseo del otro. Yo quiero o deseo por ejemplo cantar como Spinetta…y hoy lo hago”.

Qué referencias tenés de algunos de ellos?

-A Andrés Calamaro lo conozco desde que era un niño. Recuero que cuando él tenía 19 años ya era parte de la banda Raíces. Pienso que todo lo que hoy es Calamaro, se lo ganó. A Charly LO AMO. Siempre García tiró frases e ideas para toda la juventud, es novedoso y se jugó por todos en aquellas épocas. León es el más cercano al pueblo, de letras maravillosas”

Y de qué otros artistas sos fan?

-uh, de miles. De Víctor Heredia, Alfredo Alcón, China Zorrilla, Benedetti, Darín (pienso que es el tipo más gastado en el cine) y muchos otros.
::
-Buenos días, ¿con la habitación 120?

-Hola (voz de dormido, es que el día anterior presentó su último show en el ND Ateneo, at night).

-¿Rubén Rada?

-Sí. Buenos días compañero. Te espero a las 10 am en el Hotel así hacemos entrevista. Más tarde no puedo porque mi hija tiene un concierto y no pienso faltar.

Nos encontramos en la recepción de una famoso Hotel en Buenos Aires. Cuando bajó del ascensor todo turista y empleado del lugar no dejaban de observarlo, algunos rumoreaban por debajo, es el Negro Rada, ¿viste? Él: enorme. Vestido con una remera amarilla, una campera con los colores gay y una gorra al estilo Marley. –vamos mejor a un bar de la esquina (Esmeralda & Paraguay), acá hay mucho ruido. ¿Te parece?
:::
Nació hace 67 años, uruguayo. Vive en Palermo (en la otra orilla), en la calle Isla de Flores ó Carlos Gardel, allí toca los tambores. Sus primeras estrofas a los 9, pero ya desde la panza heredó el ritmo más salvaje y festivo del mundo: El Candombe. Todo el mundo lo llama negro rada, y él nos dijo un día que cuando muera no quiere llantos ni penas. & además tararea todo el tiempo mientras mantiene una conversación.

Mi juguete: -La pelota.

“Me crié en una cancha de bochas. Recuerdo que cuando tenía 12 años fui aconsejado en el Club Aldea por toda la sabiduría que allí se encontraba. A los 20 vine a Buenos Aires. Cuando volví a Uruguay estaba súper pillado (creído) y recuerdo que los viejos de las bochas me retaron y me dijeron que baje los humos, que la humildad era todo. Me crié también con Gardel que es un dios, y si me decís de dónde es él, te digo Uruguayo”.

Mi tema preferido: -las manzanas. Porque fue el tema que me hizo popularmente conocido.
















En el 65’ junto con Mateo, inauguraron el Quinto Conjunto y años después nació, las manzanas, una canción que luego de un éxito impresionante marcó la popularidad del negro y abrió puertas impensadas. “Un día Elton John me dijo, tenés que ir a Europa”.

Cuando era chico robaba ciruelas con sus primos y hermanos porque quería imitar a los ladrones. Tenía pocos amigos y el amor de su vida Carmen, mamá. Amaba el futbol y muchos decían que era una promesa “pero cuando estaba a punto de entrar en el equipo veían mi ficha médica y ahí salía una mancha en el pulmón y no me dejaban jugar”.

Tótem (un cd que es Rock), otro de sus grandes éxitos, “me acuerdo que éramos como los Beatles uruguayos, y los pioneros del rock en mi país”. Luego en el ´76 viajó a EE. UU de la mano de Fattoruso para tocar en Opa.

Mi color: -El verde.

“Mi papá se llamaba Raúl Rada y se borró cuando yo era chico. Era un coscorrón. De grande decidí ir a buscarlo y quizá hoy entiendo un poco lo que hizo. Antes de morirse nos vimos”. Sus hermanos, Martín (que falleció hace algunos años) y Walter (que ahora está jubilado, tiene 66 y vive en Uruguay. Era empleado público).

Tiene tres hijos, Matías (24), Lucila (29) y Julieta (20). María Fernanda es la ex mujer del Negro, madre de Lucila (que nació en el ’78). Después de su separación conoció a su actual mujer, Patricia, “y tuvimos a Matías y Julieta. Hace 29 años que estamos juntos, solo nos separamos un año y medio. Y la relación con mi ex mujer es buena”.

Cuando el negro tenía 2 años, estuvo internado porque los médicos le pronosticaron Tuberculosis. Estuvo dos años en el hospital Sanbua, entre médicos, enfermedades y pesadillas todas las noches. En el ’48 llegó a Uruguay una penicilina que le salvó la vida. “Cuando estaba internado me daban inyecciones de Calcio, de un aceite de Bacalao creo, entre otras cosas. Viví allá dos años y vi morir a 30 personas. Fui muy grande de chico”. Carmen es la mamá de Rada, murió hace muchos años. Fue la única que pudo y quiso estar al lado de su hijo mientras internado, no le importaba contagiarse ni mucho menos. “Mi mamá es y será por siempre el amor de mi vida. Jamás me voy a olvidar lo que hizo por mí”

En el ’73 inauguró el Sheraton y muchos colegas insistían que vaya a Europa “pero no fui, me quedé con mis amigos haciendo el disco. Es que siempre fui medio loco”, su mamá un día le dijo, usted parece que extraña el hambre.

Mi Rincón: -El Bar, La Paz.

“Un día con mis amigos blancos fuimos a hacer la cola de un boliche en Uruguay. Pero allí no dejaban entrar a los negros. Fue difícil remontar esa etapa. Pensaba y muchas veces hasta me creía que era menos por mi color de piel”

Muchas de sus melodías, su carisma y la combinación de su autentica voz, lo hacen único e irrepetible.

¿Lo más loco por amor al arte?

-En el ´74 como necesitaba plata, trabajé con mi música por tres meses arriba de un barco, en el “Regina Prima”.

¿Qué pensás sobre la piratería?

-Mi idea y lo que más quiero es que los discos sean más baratos para que la gente los compre. Si vuelven los discos de vinilo mucho mejor. Me gustaría también que haya una ley en donde cada canción que la gente se baje por internet se cobre a un dólar.




















¿Tus nuevos proyectos?

-voy a seguir con Fan hasta final del año seguramente. Estoy haciendo un disco (casi terminado) Confidence, con Osvaldo Fatorrusso. Un disco instrumental, jazz musical, con un poco de batería, teclado, tres instrumentos de viento y yo. Es un disco sin muchas pretensiones. Richi Family es otro de mis proyectos muy avanzados, en donde voy a cantar 15 canciones: yo, con mis tres hijos. También está la idea de grabar un disco de 30 canciones solo de candombe adjuntando un libro con la historia de los negros y cómo ellos trajeron el candombe al mundo.

El Negro también está haciendo una tira en la TV Uruguaya con Flor Peña, “porque te quiero así”, en donde protagoniza junto con la actriz el mundo interno de la cancha de futbol. Están a las 21: 30 y son los primeros en el rating (le ganan a Marcelo Tinelli) “soy el pesimista de un club de futbol…”

¿Y no pensaste en hacer comedia, pero en las tablas?

-Nito Artaza me llamó dos veces, le prometí que cuando quiera y esté decidido será el primero en saberlo para trabajar con él.

¿Por qué no aceptaste?

-No me gusta. Tengo miedo al ambiente.

Y tu sueño?

-Se realizó. Ser un artista querido y poder ver a mis hijos crecer.
::.
+info, shows & site Rubén Rada
PHOTOS: Gentileza negro Rada.
Tks especiales: Silvia

I'M KEVIN JOHANSEN. ESTE SOY YO...










Por Marcos Brugiati

para cañasanta

“De niño siempre fui medio marciano, pero me divertía barato…”

Des-generado de la música y la melodía. Tímido con los grandes músicos. Cancionista. Muy conocido, muchas giras, cds, público y ÉXITO. Cantó allá y acá con los mejores. Fan de River y del mate. Uno de sus amores: -Mi bicicleta.


¿Es raro? No, diferente.


Junto a su banda The Nada + Liniers, dijeron SÍ al matrimonio gay en el pasado 14 de julio 2010 frente al Congreso de Buenos Aires y ante una multitud.


¿Por qué sí, a la ley de matrimonio de personas del mismo sexo?


-Soy heterosexual. Padre de tres hijos. Si por ejemplo me caso con Liniers y adoptamos, sería igualmente excelente padre. La capacidad de dar amor la tenemos todos, desde Pepe Cibrian hasta el carnicero de la esquina.


Ahora el músico en su faceta de actor está grabando “La casa eléctrica”, un Filme de Gustavo Fogaca que narra sobre los primeros tangos prensados en Latinoamérica, filmado en Porto Alegre y ahora en Bs. As. Allí Kevin es Canaro, un tanguero. Toca el bandoneón, “y además tengo gomina”.


-Hola, Kevin…?


-Sí soy yo… Ahh hola, cómo estás? Recién entraba a mi departamento. Es que vi un poco de solcito y me pareció buen plan llevar a mi hijo de paseo. Empezamos…??



Nació hace 46 años en Alaska –no te preocupes que pareces de 30-. Madre, padre y hermanita. A los 12 vivió en Buenos Aires. A los 25 se fue 10 años a Nueva York. Se enamoró y tuvo hijos. Tom Atahualpa (3), Kim Emma (6) y Miranda (12). Trabajó paseando perros, de barman, camarero o vendiendo películas, y en NY mucho rollers. Mate allá y acá. Hoy vive en Buenos Aires, en un PH cerca del zoológico (Plaza Italia), “y estoy emparejado, es que seguimos participando con la madre de Tom”. Sin grandes ambiciones, improvisado pero consciente, cero material. “solo quiero llegar a la inmortalidad a través de mis canciones”.


Es A R T I S T A: Músico


Su transporte preferido: Su bicicleta, “Se la re banca”, que tiene un par de sillitas para llevar a sus hijos y un letrero que dice, safari-olmo.


¿Cuál es tu sueño?


-Quiero ser inmortal a través de mis obras. Conectar con la gente que conoce mi melodía.


¿Y tu rincón?


-La cocina y el mate.



Cuando tenía 7 bailaba al escuchar los discos de vinilo y desde allí su respeto por los bailarines. “De niño siempre fui medio marciano, pero me divertía barato. Era feliz jugando en el arenero o en la tierra”. En 6to grado vio a un compañerito que tenía instrumentos y cuando salió de la escuela le dijo a su mamá, ¡quiero estudiar eso…! fue en eso momento que de apoco se fue profesionalizando en el mundo de la música. A los 12 estudió guitarra por cuatro años. Y más adelante Néstor Giestrien y Menecha Casano, fueron los profesores que nunca olvidará. “Siempre fui muy orejero. Tengo un oído cuasiperfecto, puedo copiar una melodía idéntica”.


Mucho se sabe sobre su discografía, discos de oro, premios y vida musical. Entre sus destacados sellos, The nada, Sur o no sur, y más. Su canción favorita, Candombito y es fan River, Charly Garcia, Caetano, Fabi Cantilo y otros miles.


¿Cómo fue tu experiencia con Fabi Cantilo cuando grabaron juntos “Pupilas Lejanas”?


-Genial!. Fue muy cómodo hacerlo. Fabi es la Mercedes Sosa del Rock. Su voz es envidiable y de ella trasciende lo que es como mina. Es una diosa…


¿Y tu color?


-El Azul.


Su primer amor: mamá. Mientras sus abuelos vendían medias, la mamá de Kevin era intelectual, aunque en esa época las mujeres tenían que lavar y coser. Ella: Argentina, de clase media pobre. Inteligente, culta. Amante del tango, la música, los libros y de sus dos hijos, Kevin y Karina. Vivió en Alaska y se casó con un norteamericano, allí nacieron sus hijos, en Fairbanks. Las cosas con su marido no funcionaron por esto partieron destino a California (donde se enamoró de un muralista mexicano, pero tampoco funcionó) y luego a vivir a Buenos Aires. Los tres juntos. Kevin tenía 12.


“Tengo una hermana –Karina- y tres medios hermanos. Mi relación paterna, rara, como una muerte en vida”. Luego el músico decidió vivir una década en Nueva York. Cuando volvió a Baires, su mamá tenía 60 y estaba enferma. Hospedada en una casa medio geriátrico de Belgrano. “Yo iba a visitarla todo el tiempo. Viajaba en mi bici, a veces encapuchado por el frío. En los viajes que hacía con mi bicicleta desde mi casa hasta el geriátrico compuse la melodía ‘candombito’, una tristeza dulce”. Su mamá murió hace 8 años de Cáncer. “Culturalmente mi vieja era tan rica, que era millonaria”.


¿Alguna vez pensaste en desaparecer?

-Tengo una cosa invisible. Está bueno desaparecer, pero siempre volver.

¿Cuál es tu sensación sobre la política argentina actual?

-La ciudadanía está desprotegida. Cada sociedad desprotege una parte. Obvio nada está bueno. A veces me pregunto por qué, y me duelen muchas cosas.


¿Vivís en carne propia la piratería de Cds?

-A esta altura ni Madonna pregunta cuántos cds vendió. Lo más importante es que circulen las canciones y el show en vivo.


El autentico artista continuará con una gira que lo llevará a recorrer las distintas ciudades de Latinoamérica.




Site, shows & más :: kevin


comentar notaentrevista

Víctor Heredia. Yo...


Por Marcos Brugiati
Para Cañasanta

“Creo para mí. Trato de conformar a mi conciencia. Sin con ello coincido con los demás, mucho mejor. Pero no escribo para el ‘afuera’, la inspiración es tan auténtica como subjetiva”.


Nació hace 63 años. Cantautor argentino. Uno de los artistas más importantes y prestigiosos de Latinoamérica. Más de 40 años de trayectoria, innumerables Cds, canciones, premios y escenarios de aquí y allá. Su obra: él, nosotros, el compromiso social, los derechos humanos, y la crónica dictatorial, por eso todavía cantamos.


Artista, sensible, muy solidario y s i m p l e.


Se casó dos veces. Cinco hijos. Después de haber sufrido dos robos en su antigua casa de Palermo, decidió alertarse, proteger a su familia, y mudarse a un barrio cerrado. “vivo con mi mujer y mis hijos”. Decir siempre la verdad lo hizo pasar momentos muy difíciles. Fuma cigarrillos Parisien.


Lo vimos y escuchamos en el pasado Bicentenario 2010 donde miles de personas cantaron sus inolvidables éxitos. Todos estuvieron presentes, algunos participaban desde sus balcones flameando la bandera argentina. Porque sus canciones son como himnos populares que nadie puede dejar de tararear.


“Empecé desde muy chico. Estudié piano y guitarra. Por aquel entonces mis favoritos eran Atahualpa Yupanqui y Falú. Mis padres me incentivaron cuando vieron que mi vocación era verdadera. Mis amigos de entonces siempre estuvieron cerca de mí”.


Su pasión por la música; desde la panza. Vivió hasta los 8 junto con su familia en Monserrat. El resto de su infancia se forjó en Paso del Rey, Partido de Moreno (Buenos Aires, Argentina). Allí las mejores épocas de su vida. “Allí mis grandes amigos. Y la memoria se regocija cuando pienso en aquellos años de enorme felicidad en Paso del Rey”.


Cuando tenía 3 años ya era fan de Boca y a los 22 su voz popularmente conocida por la juventud argentina. Cantó a Pablo Neruda, y grabó con grandes como la negra Sosa, Serrat, León Gieco y muchos otros. Escribió y publicó un par de libros, y ansiosos esperamos ver algún día sus pinturas. Su juguete preferido: - Los saldados de plomo…


¿Y si tuvieras que escoger una canción de tu largo repertorio, cuál sería?

-Supongo que ‘Aquellos Soldaditos de plomo’ porque canciones como ‘todavía cantamos’ y la misma soldaditos fueron escritas durante la Dictadura y bajo censura. Cuando salieron en 1983 contaban todo lo que nos había pasado a los argentinos mejor que cualquier diario. La gente las amó y las hizo suyas.


En el ’76 la Dictadura Militar Argentina lo censuró y prohibió como a muchos grandes artistas. Entre los miles de desaparecidos; su hermana María Cristina. “La pérdida de un ser amado es algo que no se puede explicar, mucho menos la desaparición forzada y el asesinato. No podía entender por qué la argentina le hacía eso a sus intelectuales”.


¿Cómo vez hoy los cambios y la situación política del país?

-Por ejemplo me parece que la Ley de Medios es más que necesaria para evitar el acoso de los monopolios representados en los grandes medios de comunicación. La educación ya dio un paso adelante durante la gestión de Daniel Filmus en su momento como ministro, creo que hay que seguir profundizando con ello.


¿Y la pobreza, la inseguridad…?

-La pobreza es una deuda que espero se vaya solucionando con el tiempo.


¿Cuál sería tu propuesta para combatirla?

-Propondría planes para incentivar otra vez la cultura del trabajo y el reparto equitativo de nuestras riquezas, solidaridad y no caridad. Ojalá podamos.


Fan de Alonso, Guayasamín y de los grupos de los sesenta y setenta: The Beatles, Stones, Pink Floyd y más.
Estudió en la Facultad de Filosofía y Letras hasta el tercer año. Pero en la balanza pesaba más su amor por la música.


¿Qué barreras tuviste que sobrepasar para “ser” en el medio artístico?

-La única barrera que tuve que sortear fue mi propia voluntad, cuando ella fallaba yo me obligaba a seguir adelante a fuerza de enriquecerme con las lecturas y buena música.


¿Y cómo defendiste tu vocación ante los que no confiaban en vos o a los que repudiaban tu trabajo?

-Con talento. Siempre dije que no era necesario explicar qué cosa sería cada uno, sino serlo de una buena vez.


¿Cuál es tu sueño?

-Mi sueño es ser anónimo. Y creo que se está cumpliendo. Muchos cantan mis canciones en las manifestaciones o en la cancha sin saber que son mías.


“Creo que en mis canciones están representadas las vicisitudes, luchas y logros de nuestros pueblos. Ese es mi orgullo.
¿Mis proyectos? ...Marcos son muchooss, pero pueden entrar a mi página y lo encontrarán en detalle. ¡¡Saludos!!

Site Víctor Heredia info-shows & más :: webVictor Heredia
Fotografías ::: Gentileza Víctor Heredia

comentar nota

Axel Caniggia “Es difícil ser hijo de cualquiera”

Por Marcos Brugiati
para Cañasanta

Hijo del ex jugador argentino internacional Claudio Paul CANIGGIA y de la mediática botinera Mariana Nannis que es una de las protagonistas de ‘Mujeres Ricas´, un reality de millonarias que exhibe el glamour, el lujo. Todo superficial.

Axel Caniggia. Ni futbolista, ni mediático: Artista. Nació hace 19 años en Buenos Aires, Argentina. Vivió por todo el mundo: Portugal, Escocia, USA, y a los 13 años se radicó en España. Sus raíces dependían del destino futbolístico de Caniggia padre. Hoy vive en Marbella –pueblo cercano a Málaga- con sus padres y dos hermanos.

“No terminé la secundaria porque no tenía tiempo para perder. Yo estaba en mi mundo, el de la pintura, y ‘ellos ‘me lo querían destruir. En la asignatura Arte de mi colegio me pusieron una D, la peor nota, entonces pensé que no aprecian lo que uno da, quieren que seamos todos iguales, ven una flor y la aplastan. Por todo esto dejé el colegio y ahora solo pinto”.


Su arte: realistahiperrealista. Óleo, grafito; sobre lienzo. Transparencias. Formatos medios. “Porque la única pintura que me produce emoción es la pintura realista. Intento crear con ella un mundo, una vida, una belleza irreal. Lo real es demasiado cruel”. Entre su escasa obra se destaca ´Nacimiento de frutas´, ´La Espera´ y ´La mirada’. Su primera expo en 2009, ‘Born from nature’ en el Hotel Ritz-Carlton Villa Padierna en Marbella. En los próximos meses se prepara para visitar Buenos Aires para exhibir algunos de sus cuadros pictóricos en el Centro Cultural Recoleta.

Fan de Helmut Ditsch, Vermeer, entre otros.


¿Es difícil ser hijo de Claudio Caniggia?

-Es difícil ser hijo de cualquiera…

A los 4 empezó a dibujar. De chico era muy travieso porque pintaba por todas partes con sus lápices de colores: en los restaurantes, en los negocios y en las paredes de los innumerables hoteles que conoció a lo largo de su vida. Su juguete preferido: Los monstruos.


El arte como vocación lo descubrió cuando tenía 12 y vivía en España. Iba todos los días a las galerías de la ciudad, a las plazas donde perseguía pintores y a los museos de arte para observar y aprender.

“Nadie me involucró en el mundo del arte, fui yo el que observaba, el que dibujaba, el que intentaba aprender para llegar a ser un artista como los grandes maestros. Empecé a tomar clases seriamente a los 14 en el taller de Pablo García López-pintor surrealista- donde adquirí conocimientos de luz, forma y color. Esto fue en 2005”.

¿Y tu papá que opina de tu arte?

-Él dice que le gustan mis cuadros. La verdad no me puedo quejar, es buen padre porque siempre me dejó hacer lo que quise y siempre fue sincero conmigo. Le parece bien que cada uno haga lo quiera.


¿Qué pensás sobre las drogas?

-Que son un medicamento, por alguna razón la gente los consume. Pero no me parece bien que nos posea un material que no nació con nosotros, la droga se puede tocar y creo que no se puede ser un esclavo de ella. En cambio el amor es una enfermedad que no se puede ignorar, es peor que la droga porque no se puede palpar pero se siente.


¿Alguna vez pensaste en desaparecer?

-Siempre pienso en desaparecer, pero no se puede, solo se puede desaparecer cuando se muere.


Más infopinturas ::. axel caniggia
comentar nota

Nina Pelozo: Alma Piquetera

Por Marcos Brugiati
Para Universo Ágora

Vivió en el campo rodeada de vacas y zanahorias. Labró la tierra desde los 7, junto con sus padres y 15 hermanos. Su primer Piquete: a una fábrica en donde trabajó 16 años. Hoy se postula para las próximas elecciones como Vicepresidente y Candidata a Gobernadora. Define al Gobierno como a una dictadura encubierta. Lloró dos veces en su vida. Es Fan de Antonio Grimau, y sus padres la llamaron Saturnina por el calendario.

Nació hace 48 años. Vivió hasta los 17 en Paso Naranja, un campo a 200 KM de Bella Vista -Corrientes-. Hoy vive en el Partido de Lomas de Zamora y tiene 2 hijos Adolescentes. Hace 4 años terminó el secundario, y le faltan pocos meses para recibirse como Profesora de Biología con Orientación en C. Naturales. Se levanta todos los días a las 5: 30 AM.

Su máxima oposición: El gobierno Kichnerista.

“Porque el gobierno K es como vivir en una dictadura encubierta. Digo esto por el autoritarismo con que se vive y la soberbia de todo el gobierno. Ellos nos despojan del país, ellos viven otra realidad que no es la del pueblo, y si denunciamos esto nos reprimen física y moralmente, o nos hacen callar con ofertas. Siempre tuvimos ofertas del gobierno (casas, dinero, autos) para que nos callemos por ejemplo de las necesidades de nuestro barrio. Para que nos quedemos anestesiados.

¿Te postulás para las próximas elecciones?

-Sí. Me postulo para las elecciones de octubre 2011 con la fórmula Raúl Castells presidente y Nina Pelozo Vicepresidente, también para candidata a gobernadora.

¿Y qué propone la fórmula?

-Una democracia genuina. Así crecerá el país. Propongo un sistema socialista donde participe activamente el pueblo.

¿No sentís la necesidad de profesionalizarte, o estudiar política antes de conducir todo un país?

-No. Porque no se estudia política; la política está en la calle.

¿Estás a favor de la ley de medios?

-No. Porque es una realidad que no existe. Porque ellos van a decidir los programas que van a estar y los que no. Es imposible vivir con un gobierno tan egocéntrico y autoritario. Cristina no ganó legítimamente, fue todo arreglado. Ella es el títere de él.

¿Contra quiénes luchaste por más de 15 años?

-Contra el sistema y la explotación del hombre por el hombre. Acá en Buenos Aires se cocina todo y se roba el sacrificio de los campos del interior. Si en el sistema no servís más te excluyen. La única forma de plantarse es hacer piquetes, plantarse ante la injusticia. Cuando estuve en el “Bailando por un sueño” la gente entendió un poco más nuestra lucha. Paro muchos aún piensan que los piqueteros solo cortamos calles y que somos vagos que no trabajan.

Me esperaba un jueves a las 10 AM en una de las sedes del Movimiento -Avenida Colón y San Juan, Capital Federal-. Predio que ofrece una cancha de fútbol, un pequeño bar y miles de fotos de Raúl con su imagen por todas partes. Nina estaba sentada leyendo la revista “Hecho”, de fondo el noticiero. Fresca, simple, cordial y algo nerviosa. Pelo suelto, anteojos, y un collar negro combinando un par de botas del mismo color. Tomó dos mates y fumó tres cigarrillos. “Tomate un mate, ah no espera que caliento la pava y de paso cambio la yerba. ¿Qué me vas a preguntar?”.

Cuando tenía 7, su primer trabajo fue labrar la tierra. Vivía rodeada de vacas, zanahorias y el rocío de la mañana. Su papá Valentín Pelozo, su mamá Tomasa Maciel, y 15 hermanos -nueve mujeres y seis varones-. Sus padres eran analfabetos, pero Nina afirma que ellos les enseñaron el trabajo duro, la dignidad y la educación. “Éramos muy pobres, pero teníamos para comer”.

Dividían el mes en dos. 15 días trabajaban y los otros 15 iban a la escuela. Así Pelozo terminó la primaria. Lloró dos veces en su vida: una de ellas, cuando su papá murió hace cuatro meses.

“Nuestro trabajo en el campo empezaba a las 4 de la mañana. Con el rocío nos mojábamos todos. Cosechábamos, rastrillábamos, y seleccionábamos para luego embolsar y vender al pueblo ´Salada’ (a varios KM de Paso Naranja). Porque vivíamos de la siembra –de las frutas como el mamón, mango, guayaba. Y de las ovejas, gallinas y patos-. Al mediodía almorzábamos y después volvíamos a trabajar, hasta las 18:30”.

No conocían la manzana porque se sembraba lejos de su pueblo y salía muy cara. Un día su mamá vino del pueblo y trajo como sorpresa una enorme manzana verde, “nunca estuvimos tan felices, saltábamos y reíamos. La manzana tenía una aroma riquísima. Mi mamá la cortó en 15 pequeños gajos y recuerdo ese día todos los días”.

“Allá en el campo dormíamos todos juntos en un cuarto. Después mi papá me hizo una cama con cuero de caballo. No teníamos tiempo para jugar, a veces nos divertíamos con los carneritos, o fabricábamos muñecas y pelotas de trapo. Nos conformábamos con lo que había, éramos muy pobres, pero teníamos para comer”.

A los 17 decidió venir para Buenos Aires aprovechando que vivían unos tíos en Lomas de Zamora. Armó un bolso pequeño y viajó con sus abuelos. Los hermanos le decían que no se iba a animar, pero Nina despidió a todos y se fue. “Me hizo un click en la cabeza. Pensaba, cómo es posible trabajar todo un año para que mi ganancia fueran un par de alpargatas, dónde está el esfuerzo. Entonces dije, ¡yo me voy para la ciudad!”. Llegó a Buenos Aires en el ’78. Trabajó en un Frigorífico hasta los 20 y la mitad del sueldo lo enviaba para su familia en Corrientes. En Buenos Aires probó por primera vez la manteca.

“Cuando llegué a la ciudad temblaba como un animal. La gente corría y yo tenía miedo. Viví en la casa de mis tíos quienes me prohibían hablar de los “desaparecidos” o del tema oscuro de la dictadura. Trabajé hasta los 20 en un frigorífico -embolsaba carne y la colocaba en las cámaras de frío-. Tardé años en hablar con mis compañeras, estaba como muda y me sentía discriminada porque me decían la cabecita negra o la provinciana. Un día una compañera me dijo, ¡vení a drogarte, dale!, averigüé que significaba esa palabra y me aislé”. Cuando renunció del Frigorífico, trabajó 16 años en la fábrica Minifusor, en Remedios de Escalada, que producía boquillas para cigarros, luego lavarropas italianos, entre otras cosas. Allí trabajaban 55 mujeres, entre ellas Nina, que llegaba todos los días a las 6:30 y se iba a las 16. No usaba despertador, ni se enfermaba. En esos años conoció las vacaciones y un aguinaldo. Se enamoró, tuvo dos hijos –Ivana y David- y se separó.

“Y un día me despidieron y me dijeron, ´Nina no tenés más lugar acá’. Estaba indignada, pensaba que regalé 16 años de mi vida a ésta gente para nada. Llegué a mi casa y le conté a mi hermana que estaba de visita. Ella le contó a Castells y él vino a hablarme. Me dijo que vaya al día siguiente a trabajar como todos los días, e insistirles a mis patrones que la fábrica tenía que indemnizarme por todos los años trabajados. Fui, me quisieron sacar a la fuerza, pero no pudieron. Me encerré en una de las oficinas y gritaba que me paguen lo que debían o no me iba. Estuve adentro de la fábrica varias horas, y afuera estaba Raúl con un megáfono repudiando. Estaban todos nerviosos. Detrás de la puerta donde me encerré con llave una voz dijo, ‘Nina te esperamos en la oficina, tu cheque está preparado’. Salió todo bien, me pagaron todo lo que me merecía”. Éste su primer piquete.


¿Y cómo conociste a Raúl?

-Vivía cerca de mi casa. Yo pasaba todos los días muy temprano por su almacén. Lo veía sentado esperando a sus proveedores. Siempre tomando café. Lo veía muy inteligente y trabajador.

Después de un tiempo se enamoraron y conformaron junto con otros compañeros: Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados. Una organización que a través del tiempo construyó un espacio para la educación y obtención de derechos a favor de los que menos tienen. En el movimiento participan personas de toda edad, quienes reciben libros, comida, ropa y educación. Todos juntos marchan y repudian cuando es necesario.

La pareja piquetera no tuvo hijos propios. Muchos integrantes del movimiento afirman que Nina y Raúl siguen siendo los cabecillas del grupo, aunque están separados hace años, ella viviendo en Buenos aires y él en Chaco.

“Me hace feliz la vida simple. ¡Eso me hace feliz! A veces creo en algo omnipotente, pero no sé si es Dios, pero lo que sí sé, es que siempre me preparo para lo peor”.

visitar web MIJD

* Especial para Universo Ágora A.C.